A las finales

Old Christians venció 7-6 a Malvín el sábado (28/10) en el gimnasio Juventud de la ciudad de Colonia por la 11ª fecha del Torneo Clausura sub-20, triunfo que le permitió adjudicarse la competencia en disputa y aseguró un lugar de las finales del Campeonato Uruguayo ante el conjunto playero.

Equipo local que comenzó con Ignacio Perdomo, Ezequiel Leizagoyén, Tomás Torres, Luciano Soria y Agustín Zetune, plantilla que no tuvo un correcto comienzo y el no despertar a tiempo generó un goleo parcial de la visita que fue en aumento con el correr de los minutos. En tanto, los conducidos por Nicolás Moliterno formaron con Damián Falero, Tomás Calderazzo, Santiago Suárez, Sebastián Tomeo y Luciano Cosentino, quienes marcaron una firmeza ofensiva que fue contundente desde el inicio.

Partido que estuvo envuelto en un fuerte rumor que circuló por varias semanas, el cual al tener Malvín el cupo asegurado para disputar las finales del Uruguayo al haber ganado el Torneo Apertura, y culminar el segundo semestre en un enfrentamiento ante el líder del Clausura, el resultado de la mencionada jornada definiría el rival para medirse en ese mano a mano definitorio, ya que Peñarol llegó a la última fecha con chances, pero dependía del marcador en el juego de Colonia. Posición del playero entendible, respetada, pero que siempre se debe tratar como rumor ante una decisión que es exclusivamente deportiva, que siempre se manejó dentro de la especulación.

Desconcentración, golpe duro que marcó la visita en el inicio del compromiso. Apertura del tanteador por intermedio Calderazzo, capitán que desplegó solidez en cada instante del cotejo, siendo inteligente y capacitado para bloquear los intentos de un conjunto coloniense que ingresó a escena dormido. Una lluvia de goles que continuaron con el acercamiento del goleador Luciano Cosentino en dos oportunidades, quien arribó al área rival en busca de aumentar su cuota personal y a la espera de que su oponente Diego Vela no se aproximara en ese duelo por la tabla de artilleros.

4-0 parcial que se dio por una situación desafortunada que culminó con el tanto en contra de Tomás Torres. Momento crítico para el local, nula idea, defensa con serios problemas de orden y un trabajo en ataque que solamente le faltó el toque de definición. Arranque para el olvido del plantel juvenil del Trébol Negro, el cual pudo descontar por partida doble tras avances de Leandro Osorio que puso el encuentro 2-4.

Final de la primera parte que se cerró 5-2 con la quinta conversión en los pies de Suárez. Niveles altos en el playero, sobre todo en lo realizado por Calderazzo y el goleador Cosentino, dos pilares indiscutidos del compromiso, quienes repitieron actuación tal cual se los apreció a lo largo de la competencia juvenil.

Quinteto inicial para el complemento de Malvín que modificó en su totalidad sus componentes, ya que solamente mantuvo el capitán y se paró en cancha con nombres, en su mayoría sub-18. Old Christians aprovechó la situación y sacó ventaja con apariciones de Leizagoyén en ataque, quien anotó dos tantos y mostró el camino para revertir el flojo primer tiempo. Cabe mencionar cómo llegó el pilar coloniense, el cual tras sufrir una lesión en el juego amistoso con la selección uruguaya, su recuperación no se encontraba en su etapa óptima, pero la decisión de jugar siempre estuvo firme y no tuvo dificultades para aportar su enorme potencial en escena.

Tomás Torres, Luciano Soria y Agustín Zetune dieron por confirmado el cambio de panorama que se observó en el segundo periodo. Conexión, contundencia y una idea bien concretada por parte de cada protagonista local que liquidó las acciones a falta de 5 minutos para el final. Recuperó su habitual procedimiento y se mostró sólido a la hora de pisar la zona rival. Perdomo mejoró, la defensa se acomodó y la ofensiva no tuvo errores.

Marcador definitorio que quedó en Colonia. 7-6 con una última anotación en contra de Soria, pero que no modificó el resultado que le dio un nuevo título a un estupendo trabajo de juveniles que apostó el club coloniense. Tres temporadas consecutivas desde la vuelta a la categoría por parte del Trébol Negro, y tres arribos a instancias definitorias del Campeonato Uruguayo. Nada es casualidad y la labor se observa en cada enfrentamiento.

Apertura complicado, con suspensiones, lesiones y nombres nuevos que le costó entender el deporte. Pero una segunda mitad del año que cambió en diferentes puntos, tanto en la idea de juego, como en la ganancia de unidades claves para llegar a la obtención de la copa del Clausura. Logros que sin duda llevarán la dedicación a Ignacio Bermúdez, baja que se sintió y que dejó a un plantel con más fuerza de pelear los objetivos con el solo cometido de conseguir los lauros por él.

Un camino positivo que tiene a un hombre a la cabeza como Federico Petrullo, acompañado por Juan Martín Lausarot y Claudio Betarte, pero el responsable de buscar talentos, adaptación a la disciplina, crear un grupo competitivo y luego plasmar lo entrenado en cancha, sin dudas que se lleva todos los premios que se reflejan en las ubicaciones en las respectivas tablas y competiciones.

Malvín y Old Christians se medirán en las finales por el Campeonato Uruguayo. El conjunto playero definirá la serie en su escenario luego de obtener ventaja deportiva tras acumular una mayor cantidad de unidades en la tabla general. Enfrentamiento que promete y que tendrá a jugadores con una enorme capacidad para buscar y pelear una nueva estrella para su respectiva institución.

Detalles del encuentro:

Old Christians 7 – 6 Malvín (en Juventud, Colonia)

Goles: Ezequiel Leizagoyén x2, Leandro Osorio x2, Luciano Soria, Tomás Torres y Agustín Zetune (Old); Luciano Cosentino x2, Santiago Suárez, Tomás Calderazzo, Tomás Torres y Luciano Soria, ambos en contra (Mal)

Twitter – @Guille263