Clásico en manos tricolores

Nacional superó 3 a 2  a Peñarol el sábado por la tarde en el gimnasio de la Scuola Italiana por la fecha 15 del campeonato uruguayo con un marco de público que generó el ambiente atractivo que se pudo apreciar en el superclásico de fútbol sala.

Duelo importante es el que previamente generaron los protagonistas del enfrentamiento. El juego más relevante del año tuvo especulaciones que le aumentaron la expectativa que se demostró en el duelo, ya que los cambios que se dieron desde el último cruce hasta la fecha, fueron muchos.

Un primer tiempo atractivo, intenso, de ida y vuelta, en donde la iniciativa apareció por el lado aurinegro. Reiteradas jugadas se observaron en los pies de Jorge Rodríguez, quien se mostró activo en ofensiva, pero con falta de efectividad que no le permitió abrir el tanteador a los pocos minutos de iniciado el compromiso. En tanto, Nacional espero, y sin inquietarse en defensa, convirtió el tanto con el cual se cerró la primera mitad. La concreción de Joaquín Varietti aumentó la confianza en los dirigidos por Aníbal Roba, la cual se asoció a la concentración y seguridad que se transmitió en cada uno de los tricolores.

Un resultado que dejó abierta la puerta para el complemento. Incertidumbre que aumentó la vibración en la Scuola Italiana. Lo hecho por Ignacio Buggiano y Víctor Rodríguez no llegó a su punto máximo y fue una necesidad ante los pedidos del entrenador Daniel Varela y dificultó la llegada del balón limpio al pívot Nicolás Ordoqui.

El complemento tuvo el mismo dominio expuesto en la primera mitad, el cual estuvo en los pies de Peñarol, pero con la misma repetición vista en los 20 iniciales, la poca efectividad que provocó el nerviosismo por la consumición del tiempo y la pelota que fue cuidada por el golero Christian Gaitán, figura que se robó los aplausos del compromiso.

A los 8, Juan Coronel anotó el segundo tanto albo con un carrera precisa que evitó las marcas en el área aurinegra. Un rebote le acomodó el esférico para batir la salida de Mathias Fernández, golero que nada pudo hacer ante el remate del ex-Boston River. Inmediatamente, Juan Romero convirtió el tercer gol que descontroló la planificación de Peñarol, equipo que fue golpeado y le imposibilitó la creación de claras jugadas sobre la valla rival.

Apenas dos segundos tras el cambio entre el autor del segundo con el del tercero, fue el tiempo que le llevó a el “Rayo” sacar una ventaja impensada para las especulaciones previas que se tuvieron con el compromiso clásico de la fecha 15. Sorpresiva la diferencia al igual de la situación con la que se encontró el número 19 tricolor, momento destacado que se acompañó a la actuación que se observó en la jornada pasada ante Boston River.

Concentración, firmeza y marca, fueron las características que Nacional expuso en el escenario para afrontar los minutos finales del compromiso. Gabriel Palleiro fue un pilar fundamental para efectuar lo mencionado anteriormente, quien se asoció extraordinariamente a Diego “Pato” Arjona, capitán y trabajador nato de la paciencia que se contagió al resto de los jugadores albos.

La expulsión de Agustín Sosa al minuto del complemento no fue aprovechada por Peñarol, quien generó situaciones sobre el arco de Gaitán, quien atajó cada remate que realizó el oponente en busca del descuento para ponerse a tiro en el partido.

La utilización del golero-jugador por parte del aurinegro fue adecuada para el momento por el que atravesó el equipo comandado por Varela. El desgaste expuesto por Nacional le dio paso a la concreción en los pies de Víctor Rodríguez y Nicolás Ordoqui, quienes a falta de segundos para el pitido final marcaron el 2-3 con el cual culminó el enfrentamiento.

Confusas situaciones tuvo el carbonero. Ideas poco efectuadas y altibajos en diferentes sectores de la cancha que no lograron adaptarse a las circunstancias que el compromiso presentó. La falta de Daniel Laurino se pudo sentir a la hora de creación de jugadas y en cuanto se buscó la acción de los pívots en ataque.

Nacional hizo el trabajo justo. Victoria merecida y ajustada a los pedidos del técnico Aníbal Roba. Desde el 2013 que el tricolor no conseguía ganar ante el tradicional rival y se reencuentra con el triunfo en un momento decisivo del campeonato uruguayo con miras a los cruces de playoffs.

Con respecto a las actuaciones, habrá que mencionar lo hecho por Christian Gaitán, sobria tarea en el arco albo, quien junto a lo realizado por Arjona, Varietti y Palleiro se ponen en un lugar significativo para la dificultad con la que se enfrentaban.

Párrafo aparte para el juego de Juan Coronel y Juan Romero, minutos relevantes tuvieron en el clásico. Anotaron y fueron claves en sus apariciones, golpe anímico que les servirá en lo personal y el cual será, sin dudas, transmitido al resto del grupo. En la próxima enfrentarán a Malvín, duelo importante para mantener la tercera ubicación en la tabla general del uruguayo.

Detalles del encuentro:

Nacional 3 – 2 Peñarol (en Scuola Italiana)

Goles: Joaquín Varietti, Juan Coronel y Juan Romero (N); Víctor Rodríguez y Nicolás Ordoqui (P)

 

Compacto del encuentro entre Nacional – Peñarol: 

Por Guillermo Graña // Twitter: @Guille263