El capitán de siempre

Peñarol transita por un momento espectacular en el Campeonato Uruguayo sub-20, donde la obtención del Torneo Apertura, junto a los rendimientos de los juveniles aurinegros a lo largo de la temporada 2018 confirmó el cambio positivo que buscó la institución para acomodar las categorías inferiores y armar un plan de trabajo que estaba olvidado en el club.

Agustín Luna se formó, creció, aprendió y desarrolló su juego en cada año que los mirasoles presentaron plantel para competir, pero tal como lo mencionará en el cuerpo de la entrevista, el actual grupo atravesó por situaciones complicadas, molestas y de suma tristeza para el objetivo que realmente cada joven se plantea en el deporte. Pero el enfoque de las palabras del capitán se centraron en el presente, dejando atrás los malos momentos y siendo claro en el camino que hoy quieren vivir.

El juvenil aurinegro hizo hincapié a la forma de disputa de la competencia. “El año pasado quedó en debe la importancia de la tabla anual. Fuimos el equipo que sumamos más puntos en la temporada y nos quedamos sin el derecho de jugar finales. Para este 2018 eso se modificó, y cobra relevancia acumular la mayor cantidad de unidades, donde la distancia que se tenga con los demás rivales será clave para quedarse con esa posibilidad de tener ventaja en las posibles definiciones”. Manera del certamen que ya tuvo una primera alegría, en el semestre inicial, con la ganancia del Torneo Apertura por parte de los dirigidos por Gonzalo Fresia. “Contento por lograr el primer objetivo que fue una meta intermedia para encaminarse a lo que será la lucha del lauro mayor a fin de año”.

Cambio absoluto en el manejo del Fútbol Sala de Peñarol, donde el desembarco de Víctor Bedrossian junto a un enorme equipo de trabajo, llegó para acomodar cada sector y brindar mejorías en los protagonistas de cada competencia. Ante esa nueva idea y estructura, Luna resumió lo que están viviendo y cómo se sienten actualmente. “La nueva estructura política tiene una importancia en ese primer logro del año. Remarco siempre lo siguiente, a principio de este 2018, los dirigentes hablaron primero con los jugadores sub-20 antes que con los de la categoría mayor, y eso es algo que no se da en ninguna institución, cambios que se hicieron notar desde el inicio. Estamos todos tirando hacia el mismo lado, y eso se siente”.

Tal como fue mencionado anteriormente, los momentos han sido malos y buenos, pero los primeros fueron contundentes, con una marca en en nombres que realmente tienen un potencial de suma relevancia, pero las extrañas decisiones, los pésimos resultados y la sequía de títulos, no dejó exponer el excelente nivel que tienen jugadores valiosos para el medio. Agustín luchó por conseguir sus objetivos, nunca abandonó sus metas y se fortaleció para brindarse al máximo en esta disciplina que ama y entrega todo su conocimiento para el rendimiento de su equipo.

El capitán mirasol cerró la nota con su reflexión habitual y sobre lo que les toca atravesar actualmente. Merecido momento para un jugador que sobresale por su trato personal, respeto y responsabilidad, además de sus excelentes apariciones deportivas, lo cual lo posicionan entre los destacados de la categoría. “Este grupo está junto hace tiempo, y nos ha tocado vivir varias feas. Por suerte siempre las afrontamos juntos y siendo fuertes, ahora nos toca disfrutar el momento actual que es positivo, con apoyo desde afuera que se hace sentir”.

Twitter – @Guille263