Por la mínima tricolor

Nacional venció 1-0 a Peñarol en el Superclásico disputado el domingo en la mañana por la semifinal de ida de la segunda fase del campeonato uruguayo 2016, donde los destaques estuvieron en el golero albo Emiliano Sotelo y el líbero Gabriel Palleiro este último autor del único gol del compromiso.

Cotejo que se jugó a puertas cerradas por motivos de seguridad, pero en el cual no solamente quedaron afuera jugadores, técnicos y dirigentes de otros equipos, sino que no permitieron el ingreso a Marcello Bianchi, periodista reconocido en la competencia local e internacional, con 20 años dentro del deporte y siendo la persona que más ha apoyado y difundido al Fútbol Sala, con todos esos atributos, lo dejaron fuera del encuentro más importante del año.

Yendo a lo deportivo, el conjunto aurinegro, quien ofició de local en Sayago, inició con Mathias Fernández, Gabriel Debat, Ignacio Buggiano, Daniel Laurino y Nicolás Ordoqui. En tanto, los tricolores pusieron en cancha a Emiliano Sotelo, Gabriel Palleiro, Diego Arjona, Santiago Arias y Felipe Volz, quinteto que abrió el marcador al minuto de juego en los pies del líbero albo, tanto que se mantuvo en el resto del compromiso.

Primer tiempo a pesar de la conversión se mostró parejo y con una marca que generó una importante cantidad de faltas, producto de la fricción y la desconcentración que expusieron los protagonistas del encuentro. Fondo de Nacional que tuvo una jornada de trabajo, ya que Ordoqui, el goleador y jugador más peligroso en los conducidos por Gonzalo Fresia, se mostró activo e inquietó la defensa con remates exteriores que buscaron la igualdad en el cotejo.

Escenario que desgastó y provocó un ritmo pesado en los hombres y desdibujó ciertos rendimientos, los cuales generalmente son claves en este tipo de juegos. Cabe mencionar a Ignacio Buggiano y Diego Arjona, nombres que se observaron lentos y con dificultades para generar jugadas en ofensiva, tal como se mencionó, el calor y las dimensiones de la cancha no permitieron un despliegue óptimo.

Quinta falta que acumuló Peñarol, pero que supo cuidarse, evitando la sexta falta a favor de su rival de turno. 1-0 parcial para la visita, marcador que dio por cerrado la primera parte en Sayago.

Complemento que tuvo el destaque de Sotelo en el arco tricolor, clave para mantener el cero en su arco, quien contuvo importantes remates y aproximaciones que tuvo el aurinegro en los pies de Ordoqui, Laurino y destellos de Rafael Ramos, este último tuvo relevantes minuto se intentó llevar adelante un plantel que tuvo aciertos en algunas ideas, pero la ausencia de gol provoca un inconveniente en los últimos juegos clásicos.

Crecimiento en Agustín Sosa y Gabriel Palleiro en la marca, dos pilares que anularon todo remate rival. Picante lo de Arias y escasos aportes de los pívots, los cuales igual se mostraron activos en sus funciones, pero tal como se mencionó anteriormente, la falta de conversión baja su nivel dentro del compromiso. Por su parte, Peñarol tuvo sus actuaciones altas en Fernández, golero que mostró sus cualidades en reiteradas intervenciones, Ordoqui con tiros que buscaron batir a Sotelo, y la conducción de un juego en los pies de Laurino y Ramos, cuatro nombres que resaltaron en un clásico parejo y de una importante marca.

La vuelta de semifinales se disputará el martes 20 de diciembre en UTU-ITS a las 17 horas a puertas cerradas. Cotejo que de igualar o ganar Nacional, avanzará a la final donde espera Old Christians de Colonia, equipo que venció a Banco República en la otra llave.

Detalles del encuentro:

Peñarol 0 – 1 Nacional (en Sayago)

Goles: Gabriel Palleiro (N)

Por Guillermo Graña // Twitter: @Guille263