Remontada

Peñarol superó 5-4 a Malvín el sábado (14/10) en el gimnasio de la calle Legrand por la 20ª fecha del Campeonato Uruguayo, fase regular de la competencia que llega a su instancia final con duelos que son claves para definir las ubicaciones e cara a los playoffs.

Equipo local qcomenzó con Emiliano Hidalgo, Maximiliano Jachoian, Mauro Ruiz, Víctor Rodríguez y Gastón Laduche, quienes tuvieron un excelente arranque en escena y supieron dominar ampliamente el terreno rival, siendo peligrosos y acertados en las decisiones, pero con una falta de efectividad en los primeros minutos. Por su parte, el conjunto dirigido por Gonzalo Fresia puso en cancha a Mathias Fernández, Gabriel Debat, Nicolás Sacco, Ignacio Buggiano y Nicolás Ordoqui, quinteto interesante, que se repite en los diferentes juegos de la competencia, pero que en esta ocasión no se mostró fino en las situaciones, ya que los graves errores defensivos le generaron complicaciones para resolver las apariciones de Laduche en el área.

Interesante planteo del playero que se acercó con profundidad sobre la valla de Pescado. Intentos continuos por anotar la apertura del tanteador, los cuales decayeron con el pasar del tiempo y se equilibró con las intervenciones que creó el goleador Ordoqui. Malas decisiones de los atacantes provocaron que los arcos no sufrieran goles y la paridad en el tanteador se mantuvo hasta el tramo final del periodo inicial.

Laduche, de enorme compromiso a pesar de estar condicionado por una tarjeta amarilla, marcó el 1-0 parcial tras una excelente aparición en zona rival, en momento que el balón tenía un mayor porcentaje de tenencia por parte del aurinegro. Ventaja que se estiró en una pelota quieta concretada por Víctor Rodríguez, donde la falla en la ubicación de los rivales, le permitió al 9 playero poner el 2-0.

La primera parte culminó con un tercer tanto en los pies de Laduche. Jugador intratable que convirtió el 3-0 tras una excelente habilitación de Mauro Ruiz que le colocó un balón notable para la definición. Golpe duro para los mirasoles y una contundencia de Malvín que en principio daba todo por liquidado, sobre todo por la falta de reacción de la visita y la solidez que presentó el local, la cual fue de menos a más.

Complemento que mostró todo un entorno y un trámite de juego inclinado para el playero, donde una clara de falta de Ordoqui sobre Laduche culminó en la tarjeta roja para el capitán aurinegro. Superioridad en cancha poco aprovechada en los dirigidos por Nicolás Mato. Defensa bien constituida y de allí salió la reacción de Peñarol.

Minutos para Facundo Silveira a quien le tocó sustituir a Ordoqui en el pívot. Tarea habitual de Papu, pero que en este caso aumentó en su responsabilidad, ya que la segunda parte fue en su totalidad todo muestra de potencial por parte del atacante. Anotación del mencionado que dio el puntapié para que el avance mirasol fuera contundente y el segundo gol no tardó en aparecer por intermedio de Pablo Lanza.

Caída inentendible de Malvín y una firmeza de Peñarol que fue arrolladora. Tramo definitorio del aurinegro con arquero jugador con Daniel Laurino, ingreso de Rafael Ramos, descanso para los titulares y una acumulación de aciertos que fueron claves para obtener la victoria.

Aproximación peligrosa, disparo potente y un mal despeje de Hidalgo, le permitió a Sacco poner la igualdad a falta de 3 minutos para el pitido definitorio. Pero la apuesta de Laduche, nuevamente en cancha, le dio la ventaja a Malvín por 4 a 3. Vibrante compromiso, atractivo, de buen manejo de balón y con constantes ocasiones que hizo trabajar a los arqueros.

Peñarol mantuvo la línea planteada en el complemento y fue arriba, donde encontró dos goles consecutivos que le dieron el triunfo en el difícil escenario playero. Ramos y luego Silveira marcaron el 5-4 final. El último en mención con una asistencia de lujo por parte de Debat. Cierre del partido con dos atajadas formidables de Fernández y un festejo aurinegro que reflejó lo costoso que fue conseguir las tres unidades.

Malvín volvió a transitar por sus momentos irregulares. Situación que se repite en cada compromiso y que no logra superar. Concreta, saca diferencia, se muestra fuerte en las acciones, pero no cierra los encuentros. Potencial de jugadores que se demuestra en el escenario, una idea clara que se detalla en el ataque, pero bajones anímicos que trastocan toda la etapa definitoria de los juegos. Presentación correcta en la primera parte y reacciones por parte de Laduche que fueron acertadas. Ruiz y Rodríguez fueron claves. Apariciones aceptables por las bandas de Jachoian. Y un apoyo determinante de Garrido a la hora de aguantar la bola y descargar.

En tanto, Peñarol mostró la chapa de candidato al título uruguayo. Equipo que con falencias defensivas que dificultaron el periodo inicial del cotejo. Huecos inexplicables que se observaron, los cuales permitieron un cómodo trabajo del local. Pero la reacción, la labor colectiva que se formó en el complemento fue fundamental para marcar un camino firme en la obtención de las tres unidades. Acomodo en el fondo por parte de Debat y Lanza, soltura de Sacco por las bandas, ingreso acertado de Ramos y una excelente función realizada por Silveira. Pívot que no falló e hizo jugar al resto de la plantilla. Fernández sin disputar su mejor partido, apareció en los momentos finales y borró todo lo anterior. El aurinegro dejó por el camino un duro rival, en un escenario complicado y buscará sumar en las dos jornadas que restan para igualar la línea de su tradicional oponente.

Detalles del encuentro:

Malvín 4 – 5 Peñarol (en Club Malvín)

Goles: Gastón Laduche x3 y Víctor Rodríguez (Mal); Facundo Silveira x2, Pablo Lanza, Rafael Ramos y Nicolás Sacco (Peñ)

Próxima fecha: Peñarol vs Boston River. Libre – Malvín

Twitter – @Guille263