Superioridad celeste

Uruguay goleó 6-0 a Chile el domingo en el gimnasio de CeNARD en el cierre de la participación uruguaya en la primera edición de la Liga Sudamericana Zona Sur, la cual dejó un balance correcto ante una actuación que contó con juveniles de enorme potencial, con los cuales se deberá trabajar para encontrar mejoras en interesantes nombres.

Un juego que fue dominio celeste de principio a fin, con niveles altos en su totalidad, siendo prolijos, seguros, inteligentes, contundentes y claves en las definiciones que le dieron el triunfo merecido. Por su parte, Chile mostró un rendimiento bajo, desgastado, sin ideas y con una dificultad clara ante los intentos de acercamiento a la valla rival.

Uruguay inició con Ignacio Perdomo, Ezequiel Leizagoyén, Yhordi Segui, Facundo Sosa y Nicolás Martínez, quinteto que se repitió en todos los compromisos y fue superior en las propuestas que creó en cada comienzo de partido. En tanto, los conducidos por Daniel Carrasco formaron con Cristobal Bustos, Paolo Vázquez, Isaac Maturana, Cristobal Carrasco y Nicolás Lagos, quienes no tuvieron conexión alguna que pudiera ofender la zona defensiva charrúa.

Primer tiempo contundente. 4-0 parcial que mostró jerarquía de un plantel con rendimientos que sobresalieron. Apertura del tanteador en los pies de Martínez, jugador que se ubicó en el podio de cada compromiso y sacó a relucir su excelente manejo de la zona de pívot, su función indiscutida y bien trabajada.

Resultado que se estiró por intermedio de Sosa, Leizagoyén y Agustín Luna, este último encontró su nivel y estuvo prolijo en la marca, el anticipo y el avance en ofensiva. La expulsión del primer cotejo no cambió su estado anímico y se acopló a la perfección tras su regreso en el enfrentamiento ante Bolivia.

Complemento que mantuvo un nivel alto en cada protagonista juvenil, ya que la rotación y la idea de ir continuamente al ataque no varió y el resultado estuvo presente en los segundos 20 minutos del encuentro. Ingreso de Nicolás Llano, Sebastián Gadea e Ignacio Oper que desplegaron su buen juego y demostraron una regularidad interesante a la hora de conectar y ubicarse en sectores claves.

Chile no expuso agresividad, faltó a la propuesta de ofensiva y mostró errores graves en la defensa, las cuales fueron aprovechadas a la perfección por su rival de turno. Fugaces avances de Lagos y Maturana, los cuales no estuvieron adecuados y acertados en busca de equilibrar las acciones.

Dos tantos que cerraron el compromiso por intermedio de Gadea y Segui, los cuales pusieron cifras finales de 6-0. Marcador justo y merecido para lo realizado en cancha. Uruguay fue más y mostró todo su potencial con el cual daño todo el planteo trasandino. Poco trabajo para los goleros Perdomo y Luketich, este último debutó en la competencia sin tener exigencias claras, pero lo importante de mantener el arco en cero.

Mancha que solamente queda por la derrota ante Bolivia 2-1, pero con sensaciones acertadas en cuanto a lo hecho en el resto de los enfrentamientos. Niveles altos, correctos movimientos, cansancio regulado y conexiones que posicionaron al plantel uruguayo en la tercera ubicación.

Detalles del encuentro:

Uruguay 6 – 0 Chile (en CeNARD)

Goles: Facundo Sosa, Ezequiel Leizagoyén, Sebastián Gadea, Yhordi Segui, Nicolás Martínez y Agustín Luna (Uru)

Twitter – @Guille263